Puyehue: de termas y otros paisajes

Por Andrea R., de @viajar_a_duo | Sept. 28, 2016 | Blog |

Aprovechamos el fin de semana largo para visitar esta tierra regada por lagos y circundada por montañas. Relajo total y paseo sin apuro…

El verde y sus matices perdiéndose en el horizonte, las aguas pacíficas del lago regando la flora de los cerros, mientras tiuques y bandurrias alegran el silencio del ambiente… de vez en cuando una llovizna nos refresca, pero no se siente frío pues hemos caminado por un tiempo en busca del paraje perfecto, ese que deja boquiabierto y profundamente agradecido.

El sentimiento que experimentamos al llegar a un pequeño mirador no es nuevo: lo hemos tenido en cada uno de nuestros viajes a la Región de Los Lagos, donde los colores son más intensos, los árboles más altos, los arbustos más frondosos, el agua más helada, la fauna más salvaje… así es nuestro sur, ese que nos hace olvidar el ajetreo diario y nos conecta directamente con la naturaleza.

Puyehue, comuna ubicada en la provincia de Osorno y nuestro destino por tres días, no es la excepción. Allí, la vida se vive a otro ritmo. La gente se da tiempo para conversar si los abordas, te cuentan de su rutina y vida en familia, se ríen del frío que sentimos los nortinos (así nos llaman a los de Santiago) y nuestra incapacidad inicial para cortar leña, y pasan horas alrededor de la bosca, permitida en la zona, compartiendo con su familia y vecinos, comiendo sopaipillas sin zapallo y pan amasado, ajenos al estrés de la capital.

En esta oportunidad, aprovechamos nuestra estadía para relajarnos y conocer un poco más de la zona, a la que hemos ido en varias oportunidades. Acá les dejamos algunas alternativas para quienes van por poco tiempo:

1.- Disfrutar de las termas por todo un día

img_20160915_215440

¿Cómo no relajarse con esta vista?

Si lo que buscan es paz y romanticismo no deben dejar de ir a las piscinas termales. Nosotros en esta oportunidad quisimos experimentar el Daypass de Termas Puyehue que, para todo lo que ofrece, nos pareció muy conveniente. Si se va en temporada baja, el precio desde las 9:30 a.m. hasta las 7 p.m. es de $40 mil por persona, más un 5% de descuento si se compra la entrada por Internet.

Partimos temprano, disfrutando de un cuantioso desayuno estilo buffet, con una vista impresionante hacia los cerros y el lago. Luego, hicimos trekking hacia aquel mirador del que hablamos al comienzo, junto a un guía de la zona muy amable que nos explicó un poco de la historia del hotel y sus alrededores. Al regresar, nos esperaba un almuerzo abundante, también buffet, que fue una excelente recompensa luego de la entretenida caminata. Y la tarde fue de relajo puro, disfrutando de las tres piscinas de aguas termales, a diferentes temperaturas según la necesidad, algunas con zonas para hidromasaje que nos dejaron como nuevos. Por último, una once alemana que resultó la mejor despedida de un  día redondo.

Pero el Daypass también permite hacer cabalgata (hay que tener cierto conocimiento eso sí), bowling, otras rutas de trekking y un sinnúmero de actividades más. Si les interesa saber más detalles, pueden visitar: http://www.puyehue.cl/puyehue/.

*****

También existe una alternativa más económica, como la piscina termal que está al aire libre en las Termas Aguas Calientes (menos de $4 mil pesos), que no deja de ser una experiencia inolvidable, sobre todo si está lloviendo o, mejor aún, nevando.

Las termas de Aguas Calientes también ofrecen otras promociones, además de alojamiento. Para saber más, pueden buscar en http://www.termasaguascalientes.cl/es/aguascalientes.

2.- Visitar Bariloche o Villa la Angostura

Todo depende del tiempo que esperan estar en cada lugar, teniendo en cuenta que van a pasar por el paso fronterizo Cardenal Samoré. Si van a Villa la Angostura, que está a 45 minutos de viaje, pueden ir por el día. Si, en cambio, prefieren visitar Bariloche, que está a 4 horas, les recomendamos quedarse allí una noche, ideal dos, pues así alcanzan a conocer mejor la ciudad. Lamentablemente en estos momentos se están haciendo varios trabajos en las calles de este último lugar, por lo que todo el trayecto hacia el Centro Cívico, una de las postales típicas, no estaba tan lindo como lo recordábamos.

De todas formas, estando en Bariloche al menos un día completo, pueden:

Pasear por el Circuito Chico

El tour, de medio día y que comienza por la Avenida Exequiel Bustillo bordeando el lago Nahuel Huapi, permite tener una idea general de la geografía de la zona, por lo que es ideal hacerlo al comienzo. Se puede efectuar por cuenta propia (caminando o en auto) o a través de una agencia.

Subir al Cerro Otto

Bellas vistas desde las alturas. Se puede ascender a través de un teleférico. En la cima, tienen una cafetería giratoria muy agradable.

_dsc0762

Una de las postales que tuvimos camino a Bariloche

Si, por el contrario, escogen ir por el día a Villa la Angostura, llamada “Jardín de la Patagonia” por su belleza, pueden, además de visitar su centro, que tiene un gran número de tiendas y restaurantes:

Recorrer la Costanera y el Puerto

Hermosas vistas del Nahuel Huapi y de los veleros que parten hacia Isla Victoria. Para pasear relajadamente.

–  Ir al Istmo de Quetrihué

Desde su mirador, las vistas hacia el lago Nahuel Huapi son impresionantes. Este pedacito de tierra, que une la península con el área costera, es la razón, además, por la que por un lado la bahía sea más ventosa (de ahí su nombre, Bahía Brava), mientras que por el otro sea más tranquila (Bahía Mansa).

Lago Nahuel Huapi y río Correntoso

Pasear a orillas del lago es de por sí un gran panorama relax. Ahora, una excelente alternativa si hay tiempo puede ser dirigirse hacia el que muchos tildan como el río más corto del mundo, el río Correntoso, donde se encuentra una de las postales más bellas de la zona y se pueden ver truchas.

3.- Relajarse en las “playas públicas” escondidas de los lagos

Estando entre los lagos Puyehue y Rupanco, existen dos lugares donde pueden ir, de manera libre, a descansar, leer un libro o, simplemente, detenerse a contemplar el panorama, sin multitudes que interrumpan su plan de relajo total. Estos son:

Tranquilhue: una playita diminuta a orillas del lago Puyehue, pero que tiene su encanto. En la ruta 215 camino a Puyehue, desde Entrelagos. Allí se respira paz.

tranquilhue

Si bien es muy pequeña, Tranquilhue es una playa que permite pasar un momento de relajo

Bahía el Encanto: es un poco más grande que la anterior, frente al lago Rupanco. Está en el sector El Encanto, camino a mano derecha hacia Puyehue también. Otro lugar que ofrece paisajes muy lindos y tranquilidad.

—————————-

Esto es solo un resumen basado en lo que hicimos en esta oportunidad en Puyehue. Claramente, hay más lugares que visitar, tanto en la misma zona como en los alrededores. En su momento iremos subiendo diferentes post sobre estos rincones y ciudades de Chile y Argentina que no nos dejan de asombrar y conmover.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s